Recientemente visité a mi amiga. Estuve en su casa por tres horas (eso creo) hablando sobre nuestras luchas, logros e ideas. Aunque no hablamos todos los días, lo mejor es que no hay formalidad para introducirnos. Simplemente nos vemos y comenzamos a hablar como si nos hubiésemos visto ayer. Es hermoso saber que nuestra amistad se remonta a más de 25 años. Lo más curioso es que no tenemos la misma edad. Sin embargo, eso no ha sido obstáculo porque ella para mí ha sido mentora, amiga y hermana. Así son los amigos.

¿Sabías que…?

Dios nos creó para relacionarnos. Tal como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo se relacionan entre sí, del mismo modo, el ser humano porta esa necesidad de relacionarse. Cada persona necesita de otros para fortalecerse, guiarse aceptarse y divertirse. Es interesante notar lo que dice Proverbios 17:17 en relación a los amigos: “En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia”.

¿Cómo describes la relación con tus amigos?

amigos 2

Esposa de José Juan, madre de tres chicas jóvenes e hija de Dios que necesita recordar el gozo, propósito, contentamiento y plenitud que podemos tener en Cristo no importando las circunstancias.